Contacta (+34) 622 045 404

Estudio de desarrollo front-end, maquetación web, diseño y programación WordPress freelance.

Fundado por Alberto Fortes, diseñador y maquetador web HTML5 responsive design, front-end developer JavaScript y programador WordPress freelance a medida desde 2006.

Especializados en outsourcing con importantes clientes finales.

Dónde situar a un maquetador web dentro de la empresa.

25 Enero, 2007

web 2.0 tech cloud
Desde la llegada de la web 2.0 y el triunfo del CSS y la mquetación bajo estándares a surgido una nueva figura dentro del engranaje dea factoría web.
Con la web 1.0 diseñador o programador se encargaba también del html, prestándole una importancia prácticamente nula: se maquetaba con tablas, con mucho dreamweaver en vista de diseño y generando las etiquetas de estilo de html desde eitores visuales. La importancia de un código límpio era nula, insignificante, ya que no existía ni compatibilidad entre navegadores, ni conceptos como accesibilidad web habían empezado calar en la comunidad.
El papel de la maquetación quedaba reducido al de un mero esqueleto, sin gloria ni pasión, en el que a base de tablas en armaba el diseño de la página web. A veces esto nisiquiera era necesario, Macromedia Flash cazaba adeptos, se ponía de moda y daban lugar a bochornosas modas como la de la inutil y desesperante pantalla de presentación o intentos de portales y blogs en flash puro y duro.
Este era el panorama desolador con la web 1.0, lugar donde no existía la figura del maquetador web.
Pero la web iba a dar un paso más, y gigantesco hacia su maduración: la web 2.0, un cambio de rumbo en el mundo de internet: una nueva actitud consistente en pensar en el usuario final.
Con ella surgen nuevas tecnologías y maduran otras, es el momento en que vivimos y dónde toda actitud o tecnología que piense en el ususario debe rugir con fuerza: xml, RSS, comunidades, blogs, tags, HCI, accesibilidad web… y xhtml y CSS 2.1.
Para hacer posible esta revolución llega el xhtml, el html a la mínima potencia, reduciendo ingentemente el número de etiquetas, y el CSS u hojas de estilo en cascada, que recogeran todas las etiquetas html destinadas al diseño y más.
Xhtml y CSS son dos de las herramientas que han hecho posible este cambio de orientación en el mundo web, esta mirada al ususario, son las involucradas en una de las máximas de la web 2.0:

Separación de presentación y contenido. Sin ellas no sería posible la sindicación de noticias, la correcta indexación en google, contenido accesible para colectivos descapacitados, rapidez de carga, microformatos…

Ahora bien, al ser una herramienta relativamente nueva, al menos el hecho de que todo proyecto importante se afronte bajo estándares, en muchos sitios no se sabe muy bien quién es el maquetador web, y dónde sentarlo: ¿en diseño?, ¿en desarrollo?, ¿sólo?, no sólo no por Dios…

Dijo en escencia, un antiguo y buen compañero que

El diseñador web y el maquetador no deben ser la misma persona, ya que si no, muchas veces te censurarias a tí mismo.

Al menos incosncientemente creo que si puede pasar. Esto me hizo pensar y después convencerme de que el maquetador no pinta nada sentado junto al diseñador. Este debe expresar toda su creatividad en el diseño y sólo cortarse por los impedimentos, si se perdona la palabra, que le hagan los de HCI, una vez aprobadas las pantallas por los chicos/as de Usabilidad, el diseñador relega el dibujo al maquetador.
Bien, este ahora, solito y sin pensar en nadie más que en el trabajo bien hecho y comentado perfectamente para el que viene después, hace su trabajo. Ahora bien, los maquetadores somos muy particulares, CSS tiene sus fallos y los navegadores todavía más, eso nos hace coger una serie de prácticas y costumbres que provocan muchas veces estilos muy diferentes de hacer código. A no ser que se llege a un manual de estilo, las hojas de estilo pueden variar mucho de un maquetador a otro, incluso siendo perfectamente válidas todas.
Tu haces tu trabajo, lo optimizas, validas, testeas en distintos navegadores y se lo entregas al desarrollador. Aora bien, el desarrollador si no controla mucho CSS se puede volver loco, sobre todo si le llegan formas de maquetar diferentes cada vez. A la hora de diseccionar la maqueta, los que o no tienen a un maquetador en plantilla y recurren al él como externo o sencillamente no tienen comunicación con él, porque suele estar en el departamento de diseño (y así pasa en casi todas las grandes corporaciones), ante un problema pueden cortar todo lo que no entiendan y cargarse literalmente el xhtml, metiendo incluso etiquetas obsoletas de html. Por ello y aquí llega mi tesis.

El maquetador está más cerca de la figura del programador que de la de diseñador, y por ello si maquetador y programador no son la misma persona, el lugar donde debe residir un maquetador bajo estándares es el área de desarrollo, dando un apoyo in situ al desarrollador a la hora dar dinamismo a la página, favoreciendo una retroalimentación maqueta válidada -> página dinámica -> página dinámica validada, o lo que es lo mismo debe volverle el sitio web ya dinámico para testear que el código que saldrá a la calle es correcto, y esto es dificil de hacer si ambos no lo hacen juntos y colaboran, si no están en el mismo departamento.

Ahora que por fin todos los grandes proyectos de contenido se realiazan bajo estándares y ahora que el de maquetador CSS es uno de los perfiles más buscados, es hora también de saber qué es y situarlo dónde debe estar, en desarrollo. Ahora que siempre hay un “pero”: ¿y si el diseñador y el maquetador son la misma persona?
Este es mi punto de vista en base a mi experienca. Y tú, ¿qué opinas?